Siempre es buen momento para crear tu empresa

Debemos pelear por aquello que queremos. Si tenemos un sueño, queremos constituir una empresa porque tenemos una idea que creemos que es buena, nos apetece cambiar nuestra forma de vida porque pensamos que podemos aportar algo al mercado…. no hay excusas, trabaja, comparte, pide ayuda, contrasta con gente que sepa de las cosas que no sabes. Pero no dejes de hacerlo.

 

En Quicksand creemos que, ahora que se habla tanto de los emprendedores, debemos crear las condiciones para que todo el mundo que quiera y pueda se lance a poner en marcha su empresa. Y no creemos que eso se consiga sólo con ofrecer rebajas de impuestos o facilidades con la Seguridad Social, cosas necesarias y que evidentemente ayudan. Creemos que hace falta crear un entorno en el que se apoye al emprendedor, en el que el fracaso en el intento de poner una empresa en marcha no se vea mal, siempre que sea un fracaso “bien llevado”.

 

Esto y que la sociedad incentive a todo aquel que tenga una buena idea a intentar ponerla en marcha son los elementos clave. Debe desaparecer esa vieja recomendación de los padres a los hijos para que busquen un trabajo estable en una empresa o que saquen una oposición.

 

No todo el mundo puede ser empresario pero el que pueda debe sentirse apoyado, sobre todo desde el punto de vista del apoyo moral, por todo su entorno y por la sociedad en su conjunto.

 

A la vez, muchas veces es posible combinar la puesta en marcha de una empresa con el trabajo que uno desarrolla actualmente. Es muy habitual que uno trabaje por las tardes o por las noches en el diseño y la prueba de sus ideas antes de decidirse a dejar su trabajo, ¿por qué no?, no será posible en todos los casos pero seguro que en muchos sí lo es.

 

Por último, nos parece fundamental que se desarrollen redes de apoyo a los emprendedores sobre todo en dos aspectos, de un lado empresas que ayuden a “dar forma” empresarial a las ideas del emprendedor, muchas veces éste necesita apoyo para el desarrollo de planes, de aspectos legales, fiscales, etc… y por otro, obviamente, incentivar el apoyo financiero a través de foros en los que presentar sus ideas y conseguir financiación de características adecuadas, que no siempre son las bancarias. Nos referimos a inversores con visión de medio y largo plazo, inversores que no sólo aporten dinero sino también experiencia y contactos e inversores de pequeñas cantidades, no siempre se necesitan millones para empezar un negocio, muchas veces se trata de unos miles de euros…¿por qué no tratar profesionalmente a un inversor de 10.000 €?

Posts Recientes