Trabajan muchas horas pero, ¿qué pasa con los resultados?

Os dejamos un link a un artículo del New York Times que creemos que es una continuación bastante adecuada de nuestro último post.

En él se habla de lo que debemos hacer para valorar realmente la labor de un miembro de nuestro equipo, dando más valor a los resultados y no tanto a la presencia física en la oficina por largas horas.

Algunas pistas para aumentar nuestra productividad y no tener que pasar tanto tiempo en la oficina con las que estamos de acuerdo:

  • Limita y, si puedes, evita las reuniones. Y si no tienes más remedio que ir, limita tu presencia a 60 minutos. Y si eres el que convoca la reunión piensa si la puedes evitar y resolver el asunto del que se trate mediante un mail o mediante unas llamadas de teléfono.
  • Limita la lectura: no necesitar leer todos los documentos que recibes de cabo a rabo, muchos de ellos no son tan clave para tu trabajo. Éstos los puedes leer, como se suele decir, en “diagonal”, fijándote sólo en los detalles que son importantes para ti- Y en cuanto a los correos electrónicos, respóndelos en el acto si su respuesta te va llevar menos de dos minutos (regla GTD… ver nuestro artículo al respecto). Está comprobado que entre el 60% y el 80% de los correos electrónicos no requieren respuesta.
  • Escribe rápido, no pierdas mucho tiempo en escribir el correo/informe/memorándum perfecto. Piensa bien lo que quieres decir y ve directo al grano. Es mejor dedicar menos tiempo a la perfección cada frase que escribimos y más tiempo a resolver tareas clave.

En fin, aquí tenéis el link al artículo de New York Times:

TRABAJAN MUHCAS HORAS PERO, ¿QUÉ PASA CON LOS RESULTADOS?

Está en inglés pero, para aquellos con problemas, seguro que Google Translator os hace un gran servicio.

Un saludo a todos y que disfrutéis con la lectura y, sobre todo, con la aplicación de la misma.

 

Post Recomendados